Xavier Mina

Martín Xavier Mina Larrea ( 1789-1817 )

Natural de Otano (Navarra) a los 11 años fue enviado a Pamplona donde estudió en el Seminario. Fue en Pamplona donde trabó amistad con el coronel Juan Carlos de Aréizaga que influyó decisivamente en su vida y en su carrera militar. A los 18 acudió a Zaragoza donde se matriculó en derecho. Después de los sucesos del 2 de Mayo, regresó a Pamplona y pasó a formar parte de la resistencia antifrancesa con Aréizaga. Posteriormente se trasladó a Zaragoza en ayuda del segundo asedio francés y más tarde volvió a Navarra para hacerse cargo del coso terrestre de Navarra que adquirió fama en multitud de emboscadas y refriegas con las tropas de Napoleón. Tal éxito alcanzó el grupo de voluntarios que poco a poco fue creciendo en número y muchos jóvenes navarros querían unirse a la lucha. Hasta se popularizó la frase “irse a Mina”. Por toda Navarra se sucedieron las acciones de acoso a los franceses por un cada vez más numeroso grupo de combatientes. Finalmente en Marzo de 1810 y tras una emboscada, Mina fue apresado en Labiano y tras unos días en Pamplona fue trasladado a Francia.

Después de un periplo por varias cárceles en el país vecino que duró cuatro años y ante la cercanía de la caída de Napoleón, Mina fue liberado y regresó a Navarra donde, con la colaboración de varios generales más, se dispusieron con sus tropas a restablecer la constitución de 1812 que el rey Fernando VII se había encargado de anular tras su regreso al trono.

Dicha actuación fracasó y Mina entre otros fue hecho prisionero de nuevo. Esta vez no por los franceses si no por el rey equivocadamente llamado “el deseado”. Nuevamente conducido a Francia consiguió pasar al Reino Unido desde allí a México pasando por Estados Unidos con la intención de unirse a los insurgentes de la Nueva España en su lucha por la independencia del rey absolutista.

Fue en México donde Mina después de numerosas acciones al mando de los insurgentes, encontró la muerte después de una corta pero intensa vida. Tras ser detenido, fue fusilado y todavía hoy se recuerda aquel corto periodo como uno de los más brillantes de la guerra de independencia. Hoy sus restos descansan en la ciudad de México en la Columna de la Independencia.

La vida de Xavier Mina es una vida dedicada a la lucha contra la intolerancia y por la independencia de las ideas y las personas. Ejemplo de entrega por los demás y por las libertades.